http://www.clinicaalcazaba.es/

¿Los mantienes bien hidratados? La hidratación de tus pies es uno de los puntos más importantes a la hora de lucirlos bonitos, y bien cuidados. Después del baño, aplica una buena crema hidratante para pies. Si durante la primavera tus pies se resecan en exceso, puedes utilizar una crema específica, también por la noche, que te aporte mayor hidratación.

¿Usas un calzado adecuado? Con la primavera, es normal que a todos nos apetezca empezar a destapar nuestros pies o, al menos, a usar un tipo de calzado más abierto. En cualquier caso, es importante utilizar siempre la talla que nos corresponda -ni demasiado estrecho ni muy ancho- y realizado con materiales que transpiren y sean de buena calidad.
Calcetines/medias de tejidos naturales.
Escoger los calcetines o las medias cuya composición sea de tejidos naturales, algodón o lana, ya que favorecen la transpiración. Evitar los materiales sintéticos.

¿Sabes cómo cortar bien tus uñas? A la hora de cortar tus uñas, es importante que lo hagas siempre después del baño, y que les des forma cuadrada y que no las cortes en exceso para evitar lesiones, cortes o la aparición de uñas encarnadas. Sin embargo, la mejor opción es siempre acudir a un podólogo profesional para que este pueda cortar tus uñas de la forma correcta, y sin riesgo de pasarte o dañar tu piel.

¿Evitas los focos de más humedad? Cuando llega el calor, es frecuente que muchas personas sufran de la sudoración en sus pies. Sobre todo en algunos deportistas, es habitual la aparición de ampollas, callosidades, ojo de gallo… algunas lesiones propias de un exceso de humedad y sudor. Por eso, es recomendable usar siempre un calzado transpirable y evitar exponer nuestros pies a focos de calor directo. Usar polvos de talco puede ayudarte a mantener tus pies secos durante más tiempo.
Pero es importante que sepas que el exceso de sudor, el picor o el mal olor pueden ser síntomas de infecciones por hongos o bacterias, que deben ser siempre diagnosticadas y tratadas por un podólogo.

¿Todavía no has exfoliado tus pies? Al menos una vez a la semana es recomendable que exfolies tus pies, durante la ducha o después de mantener tus pies en agua templada durante unos minutos. Para saber con qué productos es adecuado exfoliar tus pies, te recomendamos que preguntes a tu podólogo de confianza; aunque existen algunos ingredientes naturales que son muy efectivos y que te ayudarán a darle la mejor bienvenida a la primavera -por ejemplo, miel mezclada con azúcar de caña-.

Visita al podólogo: Además de seguir todas estas recomendaciones en tu día a día, es muy importante que acudas de forma periódica al podólogo. Una visita antes de destapar tus pies en primavera, te ayudará a lucirlos siempre sanos, bonitos y bien cuidados. Entre los diferentes tratamientos que podemos aplicarte en nuestras clínicas, se encuentra la quiropodia, un tratamiento podológico que consiste en la eliminación de callosidades y alteraciones en las uñas de los pies, con el fin de evitar y prevenir posibles molestias provocadas por el uso de un calzado inadecuado que esté causando una presión excesiva. Realizarte una quiropodia será la bienvenida perfecta para tus pies de cara a la primavera.